Instituto Macrobiótica Zen

MENOPAUSIA ✍️ Síntomas, Edad, Premenopausia y Postmenopausia

La mujer es un ser extraordinario que va atravesando diferentes etapas a lo largo de su vida: desde la niñez, la menstruación, la adolescencia, pasando por el embarazo, la lactancia y algo más tarde, experimenta la menopausia. Todas estas etapas son perfectamente naturales, se trata de un diseño perfecto de sabiduría infinita que hay dentro de cada mujer.

Podríamos decir que cada mujer está perfectamente preparada para vivir cada etapa con alegría, salud y vitalidad. Lamentablemente, hoy en día la mujer vive tan alejada de su naturaleza energética que experimenta muchas de estas etapas como si se trataran de enfermedades.

Algo que debería ser natural se convierte en una enfermedad, rebajando el poder intrínseco de la mujer. Por eso, muchas mujeres reniegan de la menstruación, les cuesta quedar embarazadas, viven el embarazo con miedo, padecen de quistes, miomas y problemas en el útero, incluso muchas optan por quitarse el útero, su centro de poder. Y como si fuera poco, afrontan la menopausia llenas de incomodidades.

¿Quién quiere vivir una vida así? ¿Se puede disfrutar de ser mujer en estas condiciones? Pero estos problemas surgieron en las últimas décadas. Antiguamente la mujer era muy fuerte, daba a luz a muchos hijos y no sufría de quistes ni de miomas ni de problemas en la menopausia.

¿Y a qué se debe todo esto? Principalmente a los hábitos de vida, al alejamiento de la naturaleza y a una nutrición incorrecta.
Lamentablemente, la mujer come como un hombre, actúa como un hombre y vive como un hombre, totalmente alejada de su naturaleza energética. Y aunque va experimentando cambios en su cuerpo y en sus emociones a lo largo de su vida, no sabe cómo adoptar la alimentación en cada etapa vital.

Por eso en este vídeo me gustaría recomendarte unas cuantas pautas nutricionales para que puedas disfrutar de todo tu potencial como mujer durante la menopausia. Hoy quiero darte algunas ideas para que vivas la menopausia como te mereces: con total naturalidad y alegría, sin calores ni problemas. Porque el mundo necesita mujeres y hombres fuertes, llenos de vitalidad y magnetismo.

Te pido el favor de que compartas este vídeo con todas las mujeres que conoces, porque todas llegarán a esta etapa en algún momento y sería muy bonito que disfrutaran de la maravilla de ser mujer. Y si eres hombre, aprovecha para conocer las necesidades y potencialidades de la mujer. Lamentablemente son de esas cosas que no nos enseñan en ningún lado y son realmente muy importantes.

Lo primero que me gustaría recordarte es que la salud es el resultado de nuestro estilo de vida. Por tanto, la salud es una conquista personal y cuanto más cerca estemos de la forma de vida natural, más disfrutaremos de nuestra salud y vitalidad. Y tener salud significa gozar de una gran energía y vitalidad, y que todas las funciones de nuestro cuerpo se hagan a la perfección. Eso es la salud y estamos diseñados para que eso suceda. No lo olvides nunca. La curación y el bienestar nunca vendrán desde fuera de nosotros. Hay que construir nuestra salud, nuestra felicidad y así construiremos nuestro destino.

Empecemos explicando que, antes de la menopausia está la perimenopausia, una etapa que oscila entre los 5 y 10 años previos a que la mujer deje de sangrar. La perimenopausia significa «alrededor de la menopausia» y se refiere al tiempo durante el cual el cuerpo produce la transición NATURAL a la menopausia. Se marca el final de los años reproductivos de la mujer. La perimenopausia también se la conoce como “la transición menopáusica”. Esta etapa es muy interesante en la mujer porque supone la mayor oportunidad de crecimiento personal y empoderamiento desde la adolescencia.
¿Y cómo saber si la mujer está en esa etapa? Porque generalmente se siente triste, insatisfecha, le cuesta conciliar el sueño, si se duerme se despierta fácilmente, el cuerpo empieza a cambiar, ya no le sientan bien las cosas que antes sí lo hacían, incluso el corazón comienza a latir muy rápido en algunos momentos del día.

Pero para que te hagas una idea, generalmente, todos estos cambios hormonales que conducen a la menopausia comienzan alrededor de los 35 años aunque pueden pasar más o menos desapercibidos hasta alrededor de los 45, cuando la caída de la progesterona es más notable.

Nuestra cultura pone énfasis en los cambios físicos de la menopausia pero ignora el hecho de que los cambios hormonales afectan al cerebro y las emociones. Lo cierto es que en este
momento vital, aquello que estaba en el inconsciente (la sombra) se revela y la mujer es capaz de ver la realidad como nunca antes. Por eso digo que es una etapa fascinante. La mujer empieza a tomar conciencia de patrones, de aquellas cosas que son necesarias dejar atrás, tanto en cuestiones relacionadas con el trabajo como con las relaciones humanas, hábitos, apegos, etc. La crisis de identidad que caracteriza a la adolescencia es muy similar a la que experimenta la mujer en su tránsito hacia la menopausia. Este ser extraordinario va dejando atrás a la mujer que fue para ir construyéndose como una nueva mujer. Si te interesan todas estas cuestiones, las tratamos en nuestro curso Sabiduría de Mujer. Abajo te dejo el enlace por si te interesa.

Lamentablemente, como te decía antes, al igual que sucede con el parto, también la menopausia está cada vez más medicalizada. Hay un gran negocio detrás para hacer creer a las mujeres de que su cuerpo deja de funcionar con la edad y que tienen que tomar determinados productos sintéticos para poder seguir adelante. Se tratan estas etapas NATURALES de la mujer como si fueran enfermedades.

Por otro lado, vivir esta transición mágica de la mujer en una sociedad tan yang, tan masculina, que glorifica el estar ocupado y la productividad, impacta directamente sobre la salud femenina, tanto física, como mental y emocionalmente. Esto también nos pasa factura a los hombres obviamente, pero más a la mujer.

La primera recomendación que me gustaría darte es que tengas siempre en mente que la menopausia es un proceso muy bonito de empoderamiento de la mujer, no es un problema. Es realmente una oportunidad. Ten en cuenta que existen culturas donde la menopausia se percibe como una experiencia positiva. Allí las mujeres maduras son valoradas por su sabiduría y no informan de tantos síntomas como en Occidente. El problema es el contexto social desfavorable en el que vivimos, tanto mujeres como hombres. Por eso hay cada vez más enfermedades crónicas y la humanidad está cada vez más debilitada. Pero para ello estamos nosotros los locos macrobióticos y tantos profesionales dedicados a las terapias naturales y alternativas. Estamos, para equilibrar la balanza y ayudar a las personas a viajar hacia su interior para que descubramos todas nuestras potencialidades humanas.

La segunda recomendación es comprender la dinámica de la energía femenina. Si comprendemos esto y la mujer se alimenta acorde a su energía, no tiene que haber cambio de peso ni calores ni nada. Pero para disfrutar de una menopausia saludable tenemos que entender la energía. hay que comer bien, equilibrar la energía.

De forma general, la mujer necesita más alimentos de origen vegetal que el hombre. Ella es muy contraída en su interior y el útero es un centro energético muy contractivo. Por eso las mujeres siempre desean más frutas, verduras y dulces que los hombres. Necesitan equilibrar su energía con alimentos que abran y relajen. Aunque ahora hay una moda a comer mucho huevo y carnes, incluso en el desayuno, se trata de una falta de comprensión de la energética de los alimentos.
Expliquemos aunque sea por encima qué pasa en la menopausia. Podemos decir que la menopausia es un exceso: la mujer deja de menstruar, por lo que ya no va a depurarse cada mes como era antes. Unos días antes de la menstruación la mujer está tensa, bloqueada, con una gran acumulación, por eso suele tener peor humor. ¡Atención hombres: Si se entiende lo que le pasa por dentro a la mujer, podemos ser más comprensivos y tolerantes!

Una vez que la mujer menstrua ya se queda relajada, se queda depurada. Pero a partir de la menopausia la mujer ya no elimina toxinas cada mes, ya no limpia cada mes, se queda todo dentro. Entonces, si la mujer ya no es capaz de depurar de forma natural cada mes, ya no descarga como antes. Entonces ¿tiene sentido seguir comiendo igual? Obviamente que no. Tiene que empezar a alimentarse de una manera menos contractiva. Comer alimentos que no sean tan contractivos.

Por eso, el primer tip nutricional y energético que te recomiendo es que, a partir de que comiences con la menopausia, hagas una dieta prácticamente de origen vegetal. Es un punto clave muy importante. Puedes comer de vez en cuando un poco de pescado, por ejemplo, si sales a comer fuera un día, pero de forma habitual te recomiendo que hagas una dieta vegetariana. Para esto es importante aprender a cocinar el reino vegetal, para poder lograr una cocina potente, reforzante y a la vez suave y ligera. Hay que aprender a cocinar las proteínas vegetales para imprimirle una energía reforzante y saciante.

Los alimentos de origen animal son muy contractivos energéticamente y bloquean a la mujer, sobre todo el útero, que es un centro de poder muy contractivo y requiere otra energía. Nosotros recomendamos para las mujeres durante toda su vida una alimentación más vegetariana que para el hombre, pero más estricta en la menopausia para no sentir esos calores y tanta tensión que su cuerpo mismo ya no es capaz de descargar con la menstruación como era antes.

Las carnes rojas, los huevos, los quesos, los alimentos muy salados, horneados y carne de aves son alimentos muy yang, muy contractivos que generan mucho calor y tensión, y también subida de peso. No hace falta ir al médico a que te den hormonas y cosas artificiales, simplemente es vivir con más sabiduría y sentido común.

Nuestro cuerpo cambia con los años y tenemos que cambiar nuestra manera de comer y de pensar. Es de sentido común. Una persona de 70 años no debería comer como un joven de 20 años. Son energías diferentes, necesidades vitales diferentes, etapas de la vida diferentes. Cuando tenemos 20 años tenemos una gran fortaleza física y hay que mantener esa fuerza con unos alimentos más densos, necesitamos más nutrición y alimentos más contundentes que cuando somos ancianos. Esto lo podemos ver todos.

Pues con la menopausia es lo mismo. Ya no conviene comer embutidos ni tanta proteína animal. Si una mujer hace eso, además de los calores se va a masculinizar muy rápidamente, va a perder su feminidad, su cualidad yin y se va a parecer más al hombre.

Otro tip importante es que la mujer en esta etapa tiene que remineralizarse mucho para reforzar los huesos. Esto lo consigue, por un lado comiendo alimentos ricos en minerales, como la dieta general que nosotros recomendamos en la macrobiótica, centrada en cereales integrales, legumbres, frutos secos, algas marinas, verduras… y por otro lado (y esta es una clave muy importante) conviene evitar esos alimentos que acidifican y roban minerales, como todos los alimentos de origen animal, especialmente los lácteos y las carnes rojas, y también las verduras solanáceas como el tomate, la berenjena, el pimiento y la patata. También desmineralizan comer muchas frutas tropicales como el plátano, el mango, e incluso frutas como sandía y melón. Si te pasas todo el verano comiendo mucha fruta porque apetece y hace calor o porque comes mucha proteína animal y deseas frutas, entonces vas a perder muchos minerales.

Otro consejo es que tengas mucho cuidado con las bebidas diuréticas que son también grandes ladronas de minerales, como el mate, el café y el té, y ni hablar del azúcar, los alimentos con azúcar y las bebidas cola. A estas alturas ya no estamos para cometer esas tonterías por el simple placer sensorial. Tenemos que cuidar nuestros huesos y nuestra salud..

Si te interesa profundizar en el desarrollo femenino tenemos en el instituto un curso espectacular que se llama Sabiduría de Mujer. Y si quieres dar un cambio a tu alimentación para aprender a comer de forma correcta, te invito también a nuestro Programa de Alimentación Consciente, que ahora estamos abriendo inscripciones con buenas ofertas. Te dejo los enlaces debajo. Soy Mariano y te agradezco de corazón por compartir este vídeo con todas las mujeres que conozcas. Un gran abrazo, pura vida, namasté. 

Menopausia, cuidados mujer, mujer belleza, salud de la mujer, menopausia síntomas, menopausia síntomas, síntomas, menopausia, premenopausia síntomas, síntomas premenopausia, síntomas de la menopausia, síntomas de menopausia, síntomas de la premenopausia, síntomas de la postmenopausia, síntomas de la premenopausia, síntomas de menopausia, hormonales, síntomas de la menopausia, menopausia edad, premenopausia edad, que es la menopausia, menopausia que es, pitopausia, menopausia precoz, andropausia.

Recibe los
Emails Saludables

Nos encantaría enviarte Emails Saludables de gran valor: recetas exclusivas, alguna película, libros recomendados, reflexiones, muchas sorpresas y mucha inspiración para cultivar hábitos saludables, salud y energía.

Apúntate gratis aquí:

También te puede interesar...

Sígueme en las redes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad