INSTITUTO MACROBIÓTICA ZEN

Material Exclusivo para Estudiantes

Cocinar a presión

 La olla express lleva una barra en la parte superior que se engancha por los extremos a las asas y su presión máxima es de 0,5 bares, mientras que la olla rápida tiene una tapa que se ajusta girándola sobre el cuerpo de la propia olla por lo que el cierre es completo. Es por esto por lo que puede alcanzar el doble de presión que la olla tradicional, hasta 1,05 bares, con lo que se consigue cocinar los alimentos en menor tiempo.

Analizando todo lo anterior podemos llegar a la conclusión de que la olla rápida es un modelos más evolucionado que la olla express. Estas ollas ya no tienen válvula giratoria, sino que disponen de varios elementos de seguridad que permiten mantener la presión en el interior de la olla de forma segura.
De forma general las ollas rápidas tienen 2 niveles de cocción envase a dos niveles diferentes de presión que tienen. esto lo podemos elegir gracias a un indicador de presión. elegiremos una presión mayor o menor de cocinado dependiendo de la sensibilidad que tenga el alimento.

En la cocina macrobiótica es fundamental aprender a cocinar a presión y para ello usamos la versión de olla rápida. Es ideal para la cocción de los cereales y las legumbres. Este tipo de cocción es de naturaleza yang, ya que tanto la sal marina, como la cocción larga, la presión y el fuego bajo son todos factores de yanguización. De esta manera, podemos conseguir una fuerza yang contundente en alimentos de origen vegetal que son naturalmente yin, y así sentirnos saciados, plenos, y disfrutar de los beneficios de las proteínas vegetales. Cubriendo esta necesidad energética yang, no necesitaremos acudir a alimentos de origen animal que son yang extremos. Esto nos permitirá alejarnos de esos alimentos tan densos y así crear las condiciones para elevar la sensibilidad y la conciencia.

EFECTO ENERGÉTICO: Da energía, refuerza y concentra, es dulce.

Para cocinar a presión necesitaremos una olla a presión. Contrariamente a lo que se cree, esta olla no reduce los tiempos de cocción sino que cuece mejor. Los tiempos, que se calculan cuando la válvula empieza a dar vueltas o llega a su punto máximo de presión, deben ser los mismos que en el hervido corto y en el hervido largo, y el agua añadida deber ser también la misma.

La ventaja está en la cocción a presión, que es mucho mejor para conservar la calidad de los alimentos. No debe utilizarse nunca con verduras.

Además de los beneficios energéticos, cocinar a presión permite que los alimentos se digieran mucho mejor y queden más dulces.

Te recomendamos que hagas a presión el arroz integral de grano corto, la espelta, el kamut y cualquier legumbre excepto lentejas. El resto de cereales mejor los cocinaremos hervidos.

Esta es un ejemplo de olla a presión que te recomendamos y te dejamos un enlace a Amazon para que tengas una idea de su precio y características. Es una de las mejores ollas del mercado que te recomendamos. Si no llega a estar disponible el enlace, simplemente busca en Amazon por «olla a presión». Como te indicamos en la unidad de utensilios de cocina, te recomendamos la Olla a presión WMF.

Es importante que tenga la posibilidad de tener presión extra, como puedes ver en esta válvula.

 

Además de la presión, tenemos esta válvula de seguridad que nos indica la máxima presión extra que la olla puede alcanzar. Dejaremos que llegue hasta la máxima presión posible siempre utilizando los fuegos más bajos. La llama es alta al principio hasta que la olla haga presión y hasta que luego llegue a su máxima presión posible. Luego bajaremos el fuego al mínimo pero que se mantenga la presión al mismo tiempo.

Te damos más detalles en los vídeos de cocción del arroz integral y legumbres en las otras unidades.

TAREA PRÁCTICA: Toda persona macrobiótica debe tener una o dos ollas a presión. Te sugerimos que hagas una búsqueda en las tiendas de tu localidad y en tiendas online sobre diferentes ollas a presión para que le des cabida en tu cocina lo antes posible.