INSTITUTO MACROBIÓTICA ZEN

Material Exclusivo para Estudiantes

Remedios caseros

Este conjunto de sugerencias tiene como objetivo aliviar síntomas puntuales. Sin embargo, si los síntomas son crónicos, debemos esforzarnos por mejorar nuestros hábitos de vida, especialmente la nutrición, el ejercicio físico, la relación con nuestro entorno y la gestión de las emociones. Los síntomas suelen ser molestos pero son alarmas naturales que nos invitan a cambiar nuestra forma de hacer las cosas y de entender la vida. Podemos intentar aliviar un síntoma con los remedios naturales y consejos que se encuentran a continuación, pero siempre intentaremos viajar hacia nuestro interior y descubrir la causa principal y verdadera de los problemas.

Te recomiendo que los alimentos que se recomiendan a continuación como medicinales los incluyas en tu nutrición habitual para reforzar el organismo y prevenir enfermedades, sobre todo el miso, tamari, salsa de soja, umeboshi, canela, kuzu, jengibre, perejil, ajo.

INFECCIONES

Durante algunos días tomar en ayunas un preparado con miel, ajo, cebolla y limón.

También se puede usar miel y canela.

El limón, el ajo y el jengibre son antisépticos que pueden tratar toda clase de infecciones. Cuando el ajo crudo es triturado, desprende alicina, una sustancia de gran acción antibiótica. Después de circular por la sangre, esta sustancia es descargada a través de los pulmones, heces, piel y sistema urinario, ejerciendo una acción desinfectante. El ajo crudo es un poderoso bactericida ideal para combatir infecciones intestinales.

Una bebida caliente con canela.

Para infecciones de garganta, tomar una cucharada de vinagre disuelta en un vaso de agua.

DOLOR DE GARGANTA

-Remedio: Tuesta 1 cucharada de arroz integral de grano corto (redondo), un litro de agua, 3 cucharaditas rasas de sal, un trocito de alga kombu. Déjalo hervir media hora y toma el agua bien caliente varias veces al día. 

-Remedio: hacer gárgaras con zumo de limón y sal.

FIEBRE

La fiebre es un mecanismo natural del cuerpo para elevar la temperatura, pues el sistema inmunológico funciona mejor a alta temperatura. Por eso en verano enfermamos menos que en invierno. Los adultos podemos aguantar la fiebre hasta 41,5 grados bajándola con paños de agua fría pero manteniéndola alta así nuestro cuerpo trabajará a máximo rendimiento. Con los niños hay que tener más cuidado y que no supere los 40 grados.

-Remedio: Tomar una cucharada de vinagre disuelta en un vaso de agua.

GRIPE, CATARROS, RESFRIADOS, TOS

El umeboshi sirve para aliviar estas dolencias. 

El jengibre es expectorante por lo que ayuda a la expulsión de mucosidades acumuladas. Un té de jengibre estimula la sudoración y combate resfriados y gripes. Además, el jengibre ayuda a eliminar toxinas, mucosidades e infecciones pulmonares.

El ajo es descongestionante y es ideal para aliviar catarros y procesos gripales.

Una bebida caliente con canela estimula la circulación y favorece la circulación, siendo ideal para gripes, resfriados, catarros e infecciones.

-Remedio: Tomar una cucharada de vinagre disuelta en un vaso de agua. Es ideal para catarros, gripes e infecciones de garganta.

DOLOR DE OÍDO

Macerar varios dientes de ajo con aceite de oliva durante 3 días. Colar y usar una gota en el oído afectado.

DOLORES DE CABEZA Y SISTEMA NERVIOSO

El dolor de cabeza es una manifestación yin, es expansiva. 

Vamos a masajear la oreja, concretamente el lóbulo, conectado así con el sistema nervioso. Este masaje es sedante, genial para el dolor de cabeza. Podemos poner incluso unas pinzas en cada lóbulo durante un rato. También nos daremos un masaje en los pies y unos golpecitos con los puños.

Además, nos daremos un masaje en toda la cara con ambas palmas extendidas, produciéndose así un masaje en todo el cuerpo. Luego daremos un masaje en la parte alta de la cara, de las cejas para arriba, porque es la zona conectada con el sistema nervioso.

Alimentos que pueden aliviar: umeboshi.

Para tratar y prevenir los dolores de cabeza podemos hacer ejercicios diarios con el cuello: movimientos repetitivos muy lentamente en todas las direcciones. Comenzamos hacia arriba y abajo, hacia los costados y haciendo círculos.

La canela tonifica y revitaliza en caso de debilidad y pequeñas alteraciones del sistema nervioso.

ANSIEDAD

Para eliminar la ansiedad de nuestras vidas el mejor remedio casero es la meditación porque así se consigue dejar de pensar, aquietar y sedar la mente, y respirar de forma abdominal en lugar de hacerlo con el pecho. Además, es fundamental evitar la ingesta de proteínas animales.

PROBLEMAS INTESTINALES Y DIGESTIVOS

Alimentos que pueden aliviar: umeboshi. 

El tamari, la salsa de soja, el miso y el ajo  estimulan la secreción de los jugos gástricos para una mejor digestión. Regeneran y conservan la flora intestinal y facilitan la digestión.

El kuzu regula la digestión y es esencial en problemas intestinales como diarrea o cólicos. Además, fortalece los intestinos que están débiles. El jengibre tonifica la digestión y alivia el estreñimiento pero no es recomendable en caso de gastritis y úlcera de estómago.

El limón ayuda a asimilar grasas y aceites de las comidas.

-Remedio para mejorar la salud intestinal: Macerar un ajo con agua y salsa de soja (proporción 4/1) durante unas 3 semanas. Se guarda durante meses en la nevera. Tomar una cucharadita como aderezo en la comida.

El perejil relaja el sistema digestivo, por lo que es ideal en caso de indigestiones o cólicos.

La canela también sirve para estimular y mejorar la digestión, calmando cólicos, náuseas y gases.

La cualidad picante de los berros estimula el apetito, tonifica la circulación y ayuda a absorber mejor los nutrientes. Su cualidad amarga depura el hígado, el páncreas y la vesícula biliar, favoreciendo la digestión y asimilación de nutrientes.

EXCESO DE ALCOHOL

El miso contrarresta los efectos de un consumo excesivo de alcohol y tabaco.

COLESTEROL

El miso contiene ácido linoleico y lecitina, que ayudan a disolver el colesterol. El jengibre regula los niveles altos de colesterol y presión sanguínea alta. El limón regula los niveles de colesterol y grasas en sangre. El ajo también regula el colesterol.

HÍGADO

El limón actúa como tónico en el hígado. Mezclado con aceite de oliva ayuda a disolver piedras en la vesícula biliar. Aunque su consumo será puntual y no frecuente, ya que el limón es un alimento muy yin. 

Los alimentos ácidos facilitan la digestión de las grasas y proteínas.

Berros para depurar el hígado y otras hojas verdes.

ÁCIDO ÚRICO, GOTA, ARTRITIS, REUMA, TOXICIDAD DE LA SANGRE

El limón es eficaz para el tratamiento del ácido úrico.

El perejil es ideal contra la gota y artritis gracias a su efecto diurético y a su poder para eliminar toxinas.

El ajo y los berros son grandes depuradores sanguíneos y ayudan al organIsmo a eliminar toxinas. Por eso los berros son un tratamiento natural contra la artritis, reumatismo, problemas de piel e infecciones infantiles como el sarampión o la viruela.

FALTA DE ENERGÍA

El miso, jengibre, los berros y el kuzu alivian el cansancio e incrementan la vitalidad.

Todos estos alimentos son una gran fuente de vitaminas y minerales, por eso refuerzan en caso de poca vitalidad, estrés o anemia. Debemos por tanto, acumular minerales en el cuerpo y evitar alimentos que roben minerales como el azúcar, todos los carbohidratos simples/refinados (arroz blanco, pasta blanca, pan blanco, harina blanca), lácteos y carnes, y las bebidas diuréticas como el alcohol, mate, café, etc.



FRÍO, EXCESO DE YIN Y PROBLEMAS DE CIRCULACIÓN

Cuando existe frío en el cuerpo, intestinos expandidos, debilidad, digestiones difíciles y exceso de yin generalizado, debemos incluir en nuestra dieta diaria miso, salsa de soja o tamari, umeboshi, kuzu y jengibre como condimentos medicinales. Además es aconsejable eliminar la ingesta de frutas y verduras crudas, y aumentar el consumo de trigo sarraceno y verduras dulces como cebolla y calabaza.

El jengibre estimula la circulación de la sangre y activa la energía vital creando una acción de calentamiento, al igual que una bebida caliente con canela. 

HERIDAS EXTERNAS

Podemos aplicar ajo crudo para desinfectar y ayudar a la cicatrización.

INTOXICACIÓN ALIMENTARIA

Cuando se produce una intoxicación con huevos o pescado, el vinagre es un remedio excelente.

PIÉ DE ATLETA Y HONGOS EN LOS PIES

El vinagre es un poderoso antifungal  para aplicar en los pies y uñas en caso de hongos.

INFLAMACIONES, TORCEDURAS Y ESGUINCES

Aplicar vinagre de forma externa en la zona afectada, rebaja la inflamación y alivia el dolor.

RIÑONES Y VEJIGA

Los berros favorecen las funciones de estos órganos.