• INGRESAR
  • No hay productos en el carrito.

Cómo hacer Mermelada Sin Azúcar Fácil y Saludable

Este vídeo es el primero de una **SERIE** de recetas faciles de comida saludable que puedes encontrar en mi canal de Youtube.

Hoy voy a enseñarte una receta saludable paso a paso, muy fácil: Cómo hacer mermelada sin azúcar. Yo voy a hacer una mermelada de “melocotones” (otra forma de decirlo es “duraznos”)

Pero en realidad, después de ver este vídeo vas a poder hacer mermelada saludable de todo tipo de frutas. Frutas que puedes comprar en el mercado o puedes recolectar con tus propias manos.

Lo cierto es que esos dos no recolectaron mucho sino que se la pasaron comiendo arándanos.

Lo mejor de todo: NO usaremos azúcar! Por eso la mermelada será “saludable”: al no usar azúcar, mejorará tu salud. Y es facilísimo! (Si quieres saber más sobre el impacto del azúcar en tu salud, entra en mi canal de YouTube.

¿Se puede hacer una mermelada sin azúcar y que esté rica? Ver para creerlo!

Y si te gustan las bicicletas, quédate hasta el final que te voy a mostrar algo que te va a gustar!

¿Dónde está el truco para no usar azúcar? En lugar de usar azúcar, usaremos fruta seca como base para la mermelada: principalmente uvas pasas (pasas de uva), pero también puedes usar ciruelas secas y orejones (damascos secos). Es importante que la fruta seca sea natural, no tratada con sulfatos.

(Cocinaremos con una cazuela de acero inoxidable con tapa como esta)

Las cantidades varían según los gustos y el tipo de fruta. De hecho, también se aconseja usar una fruta neutra que de volumen y poco sabor como manzans y peras. Es decir, para hacer mermelada de melocotones se usaría: uvas pasas para endulzar, manzanas o peras por volumen y melocotones para color y sabor.

SUGERENCIAS para diferentes sabores de mermeladas:

  • pasas, manzanas y moras
  • pasas, manzanas y fresas (frutilla) o frambuesas
  • pasas, manzanas y naranja
  • Pasas, peras y melocotones

Pero mejor, vamos a un caso práctico de MERMELADA DE MELOCOTÓN ( o DURAZNO)!

INGREDIENTES: macrobióticaZen

  • 8 melocotones (duraznos) maduros.
  • 2 puñados de uvas pasas (pasas de uva)
  • Pizca de sal marina
  • Un trozo de piel de un limón (opcional)
  • Un poco de kuzu (opcional)

Si todos los ingredientes son de cultivo orgánico, entonces te has ganado el cielo!

PASOS: macrobióticaZen

  1. Pelamos cada uno de los melocotones.
  2. Les quitamos el hueso o carozo.
  3. Al estar tan maduros, prácticamente no hace falta a veces cortarlos. Se deshacen solos. Si necesitas relajarte puedes deshacerlos con los dedos o sino puedes usar un cuchillo. En cualquier caso, recuerda lavarte las manos antes de empezar a cocinar!
  4. Limpiamos la tabla… mejor con un paño húmedo. Seamos más responsables con el medio ambiente.
  5. Coloramos los melocotones en la cacerola, añadimos las uvas pasas y una pizca de sal marina.
  6. Ponemos a cocer a fuego medio-alto hasta que empiece a hervir, removiendo con una espátula de madera para que no se queme. Enseguida bajamos el fuego a medio-bajo y continuamos removiendo hasta que la fruta empiece a soltar su líquido. Ahora no puedes ir al baño. Repito: no puedes ir al baño.
  7. Tapamos y dejamos cocinar durante una hora.
  8. Mientras transcurre la hora de cocción, puedes hacer tres cosas: primero ir al baño. Segundo, lavar con agua caliente un tarro de cristal suficientemente grande para la mermelada que estás haciendo. Tercero, suscribirte a mi canal de Youtube para acceder a todos mis vídeos y regalos (es algo muy complicado: tienes que hacer click en este botón en mi canal de Youtube). Si quieres saber cómo envasar la mermelada al vacío, visita macrobioticaZen.com. Lo vas a encontrar en el artículo debajo de este vídeo.
  9. Si a la hora de cocción vemos que la mermelada tiene demasiado líquido, destapamos y cocemos un poco más así el agua se evapora hasta lograr la consistencia deseada. Ojo! Ten en cuenta que va a espesar en cuanto se enfríe.

Opcional: Kuzu

Es un ingrediente que da un toque final para las mermeladas ya que aporta consistencia y cremosidad. Procede de la raíz de una planta y lo usa la Medicina Tradicioonal China desde hace miles de años por grandes propiedades para la salud. Personalmente no uso el kuzu en la mermelada.

En las mermeladas se usa al final, cuando esté hecha, diluyendo unas cucharadas de kuzu en un poco de agua fría, añadiendo a la cazuela y removiendo 1 ó 2 minutos hasta que la mermelada tenga un tono más brillante y una consistencia más espesa.

Lo hemos conseguido! ¡Qué delicia!

ENVASADO AL VACÍO: macrobióticaZen

  1. Lavar los envases de cristal herméticos y tenerlos preparados con agua caliente dentro de la olla.
  2. Quitarles el agua y llenarlos de la mermelada caliente. Cerrarlos herméticamente.
  3. Hervir los tarros cerrados boca a bajo en una cazuela llena de agua caliente durante 20 minutos.
  4. Dejar enfriar y gudardarlos en un lugar fresco. Cuando los abras, guarda en la nevera.

(Si te gustan las bicicletas, no te vayas todavía. Primero los…)

CONSEJOS MACROBIÓTICOS macrobióticaZen

La mermelada es ideal para los meses fríos. En verano es mejor comer fruta fresca y la comeremos sola, dos horas antes o después de las comidas.

Es recomendable anticiparnos al frío y preparar nuestros cuerpos para el otoño, reduciendo las cantidades de fruta fresca que consumimos y preparando algunas mermeladas para el invierno.

Puedes añadir mermeladas a yogures de avena sin azúcar (nunca yogures de soja) o acompañando exquisitos panes integrales orgánicos. Pronto te dejaré una receta para hacer pan integral casero.

21 agosto, 2018
2018 © Macrobiótica Zen. Todos los derechos reservados.
¿Quieres mejorar tu nutrición y tus hábitos?
Recibe gratis todos mis regalos, descuentos y novedades
X