• LOGIN
  • No hay productos en el carrito.

CÓMO ESTAR EN FORMA SIN IR AL GIMNASIO

Si eres como yo, que pagas el gimnasio y no vas nunca, tengo una receta simple para ti para que estés fuerte y en buen estado físico.

Hace años la gente no iba al gimnasio porque se movía mucho, los trabajos requerían mucho ejercicio físico y así la gente estaba fuerte y sin tantos problemas cardiovasculares.

Hoy en día, hasta las puertas del supermercado son automáticas. Ni hablar de las escaleras mecánicas o de la comida a domicilio. ¿Eres consciente de que el único ejercicio diario que hacemos es escribir en nuestro teléfono? Y si te matas en el gimnasio, después vas en coche a comprar el periódico a la esquina de casa.

Esta es mi Rutina de ejercicios DIARIOS para evitar el gimnasio:

  1. Usa tus piernas. Son dos cosas que tienes abajo de la cadera. Busca siempre una excusa para usarlas, como si fuera un juego: si tienes que ir a comprar algo, intenta ir caminando. ¿Comprar el periódico? ¿Recoger a tus hijos de la escuela? ¿Ir al tren? ¿A trabajar? ¡Caminando, caminando, caminando!
  2. Si las distancias son más largas, usa tu bicicleta. Vivo en Finlandia y uso la bici también cuando nieva y hace -25 grados. Llevo a mis hijos a la escuela y no se mueren de frío. Claro, generalmente no hablan, quizá porque tengan la lengua congelada.
  3. Practica algún deporte que te guste para reírte un rato con amigos.
  4. Haz las tareas de la casa con alegría: limpieza, cocina, jardinería… el maestro aprovecha todas las circunstancias para hacer ejercicios.
  5. Elige el camino más largo, la opción más difícil: sube las escalera, evita los atajos, evita el coche, deja tu coche lejos de la oficina. Como si tú fueras un personaje de comedia: ¡Ponle trabas y ríete de eso! Además de ejercitarte, esto te dará con el tiempo fortaleza interior y más voluntad.
  6. Disfruta de un paseo. Si no tienes mascota, no te preocupes. También nos queda la pareja, los hijos o los amigos.
  7. Haz el amor: es una función natural de nuestra especie, como comer o caminar. Nos libera de muchas tensiones y nos hace sentir bien.

DESAFÍO SEMANAL:

De los siete puntos, elige solo uno para empezar. Practícalo hasta que se transforme en un hábito y no sea una tarea o algo tedioso. Después, elige otro punto, y así sucesivamente. ¡Estoy seguro de por dónde empezarán todos!

A largo plazo vas a estar aplicando todas las medidas juntas sin darte cuenta.

¿Por qué hacer todo esto?

Porque vas a sentirte mejor. Recuerda que para ganar la gran guerra hay que ganar las pequeñas batallas. Confía en ti. Eres un ser extraordinario. Tú puedes hacerlo. ¡Tatúate el objetivo en la frente y adelante!

16 agosto, 2018
2018 © Macrobiótica Zen. Todos los derechos reservados.
X