• INGRESAR
  • No hay productos en el carrito.

La fruta engorda: Sobrepeso, Depresión y Diabetes

Tienes que saber que la fruta engorda si sufres de sobrepeso, depresión, diabetes o si quieres bajar de peso. La fruta deshidratada engorda tanto como la fruta seca. Su efecto es relajante, por tanto mejor comerla de tarde o de noche para no perder fuerza muscular durante el día.

La fruta engorda de noche y de día. Para problemas de obesidad no recomiendo comer frutas. Más allá de las calorías, lo que hay que considerar es el factor energético de las frutas, si cualidad extremadamente yin, expansiva. No podemos considerar las frutas para adelgazar. No es una cuestión de si las frutas son buenas o malas, todo dependerá de nuestra condición y de la dosis diaria. Por lo general son ricas en fructosa.

Si sufres de sobrepreso, diabetes, artritis, cansancio crónico, hipotiroidismo o depresión, te recomiendo que tengas cuidado con el consumo de frutas y todos los azúcares simples:

Las frutas tienen minerales, vitaminas y… fructosa… esto daña el hígado y eleva el nivel de glucosa en sangre en forma brusca. El cuerpo además convierte la fructosa en grasa. Desde el punto de vista enegético, es un alimento muy yin, es decir, muy expansivo. Es saludable ern algunos casos y en pequeñas dosis. No solo engorda sino que tiene una incidencia grande en la depresión, dolores de cabeza, debilitamiento muscular, fatiga crónica, hipotiroidismo, artritis.

Cuidado con la fruta

Si eres deportista te puedes permitir un poco más de frutas porque es un relajante muscular. Lo peor que le puedes hacer a tu cuerpo es comer frutas por la mañana, o comer frutas antes del deporte, comer fruta de postre y frutas tropicales como banana, piña, mangos. Tampoco te recomiendo tomar jugos de frutas. Siempre mejor comer una pieza de fruta entera y sin tantas mezclas ni tanta cantidad.

Si comes frutas

  • Que sea local
  • Que sea de temporada
  • Que la comas entera, con piel
  • Que sea orgánica

No necesitamos comer frutas porque tenemos las verduras. Aunque algunas verduras y hortalizas tienen fructosa, son cantidades bajas que no afectan demasiado al cuerpo. Las frutas nos gustan porque son dulces pero no es un alimento básico, no puede ser el alimento principal, secundario o terciario de nuestra dieta.

Lo que niegas te somete, lo que aceptas te transforma. No puedes conseguir resultados diferentes haciendo siempre lo mismo.

2018 © Macrobiótica Zen. Todos los derechos reservados.
¿Quieres mejorar tu nutrición y tus hábitos?
Recibe gratis todos mis regalos, descuentos y novedades
X