El KUZU y Su Poder CURATIVO 🥣 En Medicina Natural Macrobiótica

¿Te imaginas un alimento que sirva para aliviar problemas digestivos, diarreas, estreñimiento, colon irritable, o si quieres mejorar cuadros gripales, tanto en adultos como en niños, incluso que sirva para la menopausia, o si deseas dejar de fumar o dejar el alcohol? ¿Te imaginas algo así? Bueno, te digo que existe algo milagroso para todo esto y que seguro que no lo estás aprovechando. Te lo presento: este alimento es el kuzu.

¿Qué es el Kuzu?

Se lo conoce también como kudzu o kouzou y viene de las raíces de la planta Pueraria thumbergiana o de la Pueraria hirsuta matsum. De estas raíces se obtiene el almidón, que es el kuzu, una pasta blanca, seca y dura. Su consumo es muy popular en Japón aunque se ha extendido a muchos países de oriente y de hecho, en la Medicina tradicional China se lo conoce como gé gén y está considerado una de las 50 hierbas fundamentales necesarias para asegurar un buen estado de salud. 

En la medicina macrobiótica se usa bastante como remedio natural. No es estrictamente necesaria, pero si puedes conseguirlo, puede ser un gran aporte a tu salud. Por tanto, tiene un fin terapéutico, y más adelante te voy a enseñar cómo prepararlo, pero también en la cocina es muy interesante porque el kuzu toma una consistencia gelatinosa y sirve para espesar y dar textura a salsas, sopas, cremas o mermeladas. De hecho, uno de mis primeros vídeos que hice en este canal fue una mermelada casera sin azúcar en la que utilizo el kuzu como espesante natural.

Tiene hidratos de carbono, fibra y minerales. Y es rico en componentes fitoquímicos de gran calidad que son los responsables de sus propiedades medicinales. Y estos son los beneficios más importantes para la salud:

Beneficios del kuzu

El kuzu potencia los intestinos y el sistema inmunitario: Gracias a su fibra y sus flavonoides: Equilibra la flora intestinal por su efecto prebiótico, Mejora la absorción de nutrientes, Activa el sistema inmunitario, Regenera las vellosidades intestinales y Restaura la movilidad peristáltica, lo que favorece las evacuaciones. Es decir, sirve para potenciar todo el sistema digestivo. 

Por eso es muy útil en caso de estreñimiento, diarrea, gastroenteritis o colon irritable. Y también es ideal para úlceras y ardores de estómago porque protege y cicatriza la mucosa estomacal. Así que tu estómago, el intestino delgado y el intestino grueso estarán felices de recibir el kuzu. Obviamente que tienes que acompañar al kuzu con una dieta terapéutica como las que recomendamos nosotros en mi escuela para que el hecho de tomar kuzu tenga sentido.

El Kuzu también es útil en los problemas cardiovasculares. Una de sus cualidades Yin es la de dilatar las arterias y venas, de modo que la sangre circula más libremente. Actúa, pues, como un anti-hipertensivo que disminuye la presión arterial y reduce la ansiedad. Y por esto, no solo protege el sistema cardiovascular sino que mejora la visión. Además, baja el nivel de triglicéridos y de colesterol LDL en el plasma sanguíneo.

Y como es un vasodilatador, el kuzu también tiene beneficios para nuestro sistema nervioso: ya que favorece el riego cerebral, reduce el estrés y el insomnio. También relaja y se usa para tratar cefaleas y migrañas. Mejora la capacidad cognitiva y está recomendado en la hiperactividad infantil, ya que es fácil incluirlo en la dieta de los niños disuelto en zumos, en las sopas de legumbres, en el porridge de avena o en leches vegetales.

El kuzu también sirve para aliviar los dolores de cabeza: La medicina tradicional China, nos dice que el kuzu es excelente para prevenir y combatir los dolores de cabeza y cualquier tipo de neuralgias.

Por si fuera poco, el kuzu también tiene un efecto antiinflamatorio y antimicrobiano que sirve para prevenir enfermedades y también el kuzu sirve para mitigar el cansancio físico. De hecho, en oriente, se lo considera un complemento alimenticio revitalizante que sirve para reducir la debilidad física y la fatiga, probablemente por esas cualidades antiinflamatorias y antioxidantes que tiene.

No me quiero olvidar de decirte que el kuzu  no tiene ningún efecto secundario, no se le conoce toxicidad, ni siquiera a dosis elevadas,  y ten en cuenta que hace miles de años que se utiliza en oriente. Yo lo uso desde hace muchos años tanto en mi familia como en mi consulta con la gente que asesoro en nutrición y siempre ha sido un excelente aporte a la salud. Así que puedes usarlo con total tranquilidad. 

También El Kuzu es muy útil para dejar el alcohol y para dejar de fumar: tiene un efecto disuasorio en la ingesta de alcohol y se usa en curas de desintoxicación etílica. Incluso es bueno para la resaca. Además, tiene una acción ansiolítica muy buena para dejar el tabaco y otras drogas. 

¿Y Por qué el kuzu también es bueno en los problemas respiratorios?

Porque tiene la capacidad de suavizar la mucosa pulmonar. Si en algún momento sufres de procesos infecciosos como resfriados, tos, bronquitis o asma; incluso en alergias con rinitis, resulta excelente el kuzu cuando lo tomas junto con la ciruela umeboshi. En caso de gripe, reduce la fiebre, favorece la transpiración y calma la congestión y los dolores.

Muy bien. Ya sabemos qué es el kuzu y para qué sirve. Ahora vamos a meternos en la preparación del kuzu. Pero antes, me gustaría advertirte que no debes confundir el kuzu con el Arrowroot o arrurruz. Se parecen por su aspecto y porque ambos sirven para espesar, pero el arrurruz proviene de otra planta y no tiene propiedades medicinales conocidas. Siempre que compres kuzu asegúrate que sea de las plantas que te he dicho al inicio.

¿Qué sabor tiene el Kuzu y Cómo comprarlo?

No sabe a chocolate. Te lo advierto. Pero lo bueno es que se trata de un sabor neutro, se camufla muy bien en cualquier alimento, incluso en el chocolate, y pasa completamente desapercibido, por lo que combina tanto con dulce como con salado.  ¡No lo tienes que tomar tapándote la nariz! Aunque puedes encontrarlo a la venta en cápsulas, yo te recomiendo que lo compres suelto para diluirlo en agua y así hacer diferentes preparaciones. Suele venir en pequeños trozos, como si fueran rocas blancas todas rotas.

¿Cómo se conserva el kuzu?

Se conserva en lugar seco, a temperatura ambiente. Yo lo pongo en un frasco de vidrio con tapa en el lugar donde guardo las especias, condimentos, patas de araña, etc. Puede durar mucho tiempo, no caduca.

Preparación del Kuzu

Si lo que quieres es usarlo como espesante natural para la cocina, tienes que disolverlo en agua fría. Lo mezclas bien con una cuchara y te quedará un líquido blanco. Ya lo tienes listo para añadirlo a cualquier infusión, té, caldo, leche vegetal… y luego se calienta cinco minutos, revolviendo constantemente y vas a ver cómo va espesando poco a poco. Yo le suelo poner a las sopas de legumbres para hacerlas más digestivas y darles más textura.

Para que te hagas una idea, si necesitas espesar un cuarto de litro de líquido vas a necesitar de tres a cinco gramos de kuzu (que es como una cucharadita de postre) 

También puedes usarlo como remedio medicinal: en este caso tienes que diluir una cucharadita en un vaso de agua fría y se calienta durante 5 minutos hasta que espese y quede transparente y gelatinoso. Deja reposar otros 5 minutos antes de ingerir. Se toma caliente, de una a tres veces al día, siendo muy adecuado que la primera de ellas sea en ayunas, especialmente en caso de problemas intestinales. 

En medicina macrobiótica tenemos una preparación que se llama Ume-Sho-Kuzu (hecha con ciruelas Umeboshi, Shoyu y Kuzu), es una receta que le enseño a mis estudiantes porque es un remedio muy eficaz para reforzar la salud, vivir más años y para bajar la fiebre. 

 

¿Conviene tomar kuzu en la menopausia?

Sí, porque entre sus componentes hay sustancias que regulan los niveles de estrógenos. Es una alternativa natural para reducir los sofocos, sudoraciones, insomnio y otras molestias del climaterio. Además, yo te recomiendo que cambies tu dieta si estás atravesando esta etapa de tu vida. La mujer no debe comer como el hombre. Somos diferentes y tenemos necesidades diferentes. Si deseas profundizar, tenemos un curso excelente en mi escuela que se llama Sabiduría de Mujer

¿Pueden tomarlo las personas diabéticas?

Sí. En la medicina tradicional se ha usado como complemento para la diabetes. A pesar de contener una gran cantidad de almidón, su riqueza en fibra soluble enlentece la absorción de la glucosa. 

Y ¿Cómo dar kuzu a los niños?

El kuzu se puede tomar desde el momento que el bebé empieza con los sólidos, no contiene gluten y es una raíz fácil de digerir, se puede añadir al biberón, a una compota de frutas, a una crema de verduras o incluso a la crema de cereales.

¡Hola!

Soy Mariano Rodríguez,

creador de la «Comunidad Pura Vida Macrobiótica» y autor del libro «El yoga de los alimentos» (Ed. Vergara)

Trabajo como terapeuta nutricional macrobiótico y dirijo el Instituto Macrobiótica Zen,

escuela líder internacional donde miles de personas aprenden de forma online

un estilo de vida saludable para cultivar la máxima salud, sabiduría, energía y vitalidad.

mis Emails Saludables

Practico y enseño una alimentación macrobiótica sana, natural y llena de vitalidad. Y me encanta compartir:

Por eso envío Emails Saludables con recetas y consejos.

Son inspiradores, vas a motivarte y a aprender mucho.

También te puede interesar...